Los equipos enviados por la Santa Sede apuntan a reforzar los sistemas de salud en países que tienen mayores dificultades.


El Papa Francisco donó respiradores a varios países de Latinoamérica para colaborar en luchar contra el coronavirus. Los equipos enviados por la Santa Sede apuntan a reforzar los sistemas de salud en países que tienen mayores dificultades. En concreto, cuatro respiradores fueron donados a los hospitales de Haití, dos para la República Dominicana, dos para Bolivia, cuatro para Brasil, tres para Colombia, dos para Ecuador, tres para Honduras, cuatro para Venezuela y otros tres para MéxicoEn total son 35 respiradores contando los que tuvieron como destino África, Europa y Asia. En paralelo Francisco envío 2.500 test para detectar la covid-19 a la ciudad de Gaza.

Ayuda santa

La donación de respiradores se produjo en las últimas semanas mediante la Limosnería apostólica y las distintas nunciaturas diplomáticas. Además, Francisco ordenó que se entreguen dos respiradores a otros países del mundo: dos a Camerún, a Zimbabue, Bangladesh y Ucrania. El Sumo Pontífice se mostró en todo momento muy preocupado por la evolución de la pandemia. En marzo donó este mismo instrumental a Italia y España cuando atravesaban los peores momentos de la pandemia. Hace algunos días el Papa había criticado el sistema económico depredador que rige el mundo. “La generosidad contrasta con la actitud de quienes tienen las manos en los bolsillos y no se dejan conmover por la pobreza, de la que a menudo son también cómplices“, había señalado Francisco.

Compartí la noticia !!
[elfsight_whatsapp_chat id="1"]