Román festeja los 42 otra vez de Boca, pero esta vez fuera de la cancha. Como en sus épocas de jugador, parece estar tocado por la varita mágica. En poco tiempo ya consiguió un título y va por más


Juan Román Riquelme cumple hoy 42 años y será la primera vez que lo festeje como dirigente. El ídolo de Boca nació el 24 de junio de 1978, en San Fernando, y nunca se imaginó todo lo que iba a construir para el club de sus amores dentro y también fuera de la cancha.

El actual vicepresidente segundo del club, y líder del Consejo de Fútbol, asumió su cargo luego de las elecciones celebradas el 8 diciembre. Más allá de haberse mostrado cauteloso y reacio a hacer promesas, los resultados llegaron demasiado rápido: el equipo se consagró campeón de la Superliga.

El título fue sin dudas un respaldo a la ya incuestionable autoridad que se ganó por ser uno de los máximos ídolos de la institución. Si algo le faltaba a Riquelme era arrebatarle un campeonato a River en la última fecha y a poco tiempo de haber comenzado un desafío que era totalmente desconocido.

La pandemia cortó el envión anímico que aquella consagración le había dado a Boca, pero quienes lo conocen a Román aseguran que utiliza cada momento de esta cuarentena para diagramar lo que viene. Sabe que necesita mantener el plantel y reforzarlo en puestos clave para lograr sus objetivos.

Así como en las vísperas de las elecciones se lo vio como nunca antes cerca de los micrófonos, una vez terminados los comicios no volvió a aparecer de manera pública. Solo en algún que otro saludo por redes sociales, y por algún motivo que tuviera al Xeneize como protagonista, pero sin ningún otro interés.

Con 42 años, Riquelme parece ser el mismo de siempre por más tiempo que pase. Con el fútbol como prioridad absoluta, cerca de Boca y lejos de las polémicas: en silencio y con perfil bajo, aunque con decisiones estratégicas -al igual que en la cancha- que solo un iluminado puede observar.

Compartí la noticia !!
[elfsight_whatsapp_chat id="1"]